Bodegas del Empordà

La puerta de entrada de siglos de tradición vinícola

La guía del enoturismo ampurdanés

Visiten las bodegas y prueben los vinos de la D.O. Empordà

El año 575 aC los griegos llegaron a la Península por el Empordà y, al instalarse en Empúries, nos trajeron un regalo en forma de ánforas, uva y arte.

Dos mil seiscientos años después, nuestra estima por el vino sigue intacta. Decenas de bodegas ampurdanesas forman parte de la D.O. Empordà y, de sus viñas verdes junto al mar, y colgadas en el costero, salen las botellas que también os lo harán amar a vosotros.

Visitar las bodegas, pasear entre los viñedos y probar su fruto: «Quién sabe degustar no bebe nunca vino, sino que en prueba sus suaves secretos». Salvador Dalí.